Lo más frecuente es enfriar los prills con aire ambiente, que está siempre disponible. No obstante, hay productos que requieren una atmósfera inerte por cuestiones de seguridad o porque reaccionan con oxígeno.

En dichos casos, se usa nitrógeno o dióxido de carbono. El uso de estas soluciones con gases inertes requiere la aplicación de sistemas de circuito cerrado para mantener los gastos operacionales al mínimo. 

Unidad desempolvadora

Usamos diferentes tipos de unidades desempolvadoras para sacar el polvo del medio refrigerante y cumplir con las cuotas más estrictas de emisiones. El ventilador de prilado y la unidad desempolvadora se sitúan a nivel del suelo, inmediatamente a continuación y junto a la torre de prilado. El ventilador de tiro inducido de velocidad variable hace pasar la cantidad requerida de medio refrigerante por la torre y por la unidad desempolvadora, expulsando el aire filtrado a la atmósfera, o a un intercambiador de calor para el proceso de circuito cerrado. 

Filtro seco

La forma más corriente de desempolvar el medio refrigerante es utilizar un filtro seco. Las bolsas filtrantes se limpian mediante un sistema automático de chorro pulsante a contracorriente, que es controlado por un temporizador ajustable en función de la presión diferencial para alcanzar la máxima vida útil de la bolsa

Las bolsas se limpian con aire de instrumentos. Se proporcionan detectores de nivel, y bocinas sónicas para evitar acumulaciones excesivas de polvo en las paredes de las tolvas de la unidad desempolvadora. El diseño garantiza que los elementos del filtro puedan cambiarse sin parar la operación. Además de los filtros secos se usan depuradores y ciclones para reducir las emisiones y regenerar el medio refrigerante.

Explore nuestro equipo

Optimice su equipo actual 

¿Quiere aumentar la capacidad, optimizar la calidad del producto y reducir costes?

Siga siendo competitivo: potencie su equipo y mejore su producción con la Renovación Kreber.

SOBRE LA RENOVACIÓN

O contáctenos directamente